crecimiento personal pensamiento y emociones sanar sanando el niño interior

Una vez explicado el concepto de El Niño Interior en el artículo titulado “Aplicar El Niño Interior en el Coaching. Explicación (Parte 1)” ¿De qué manera podríamos utilizarlo y aplicarlo en el campo del coaching?
Para ello debes de partir de la suposición, aunque no siempre cierta, de que estás realizando una sesión con una persona que es “mentalmente sana” y que llega al coaching en busca de ampliar su potencial y no en busca de sanar heridas de infancia.

Hay que tener cuidado con este enfoque por que ya sabes que el coaching se centra en el presente y se proyecta hacia el futuro y no entra a profundizar en aspectos del pasado del individuo.

Básicamente se trata de que el cliente reconozca la…


Básicamente se trata de que el cliente reconozca la existencia de ese niño interior en su vida actual y que a partir de allí, pueda integrarlo y acogerlo para que su perspectiva hacia su futuro tenga esa comprensión adicional y le potencie.

Y no se trata en absoluto de descubrir de qué manera ese Niño Interior se formó, se metió y se quedó dentro del cliente, sino ver al Niño Interior en el presente y desde allí comprenderlo para que pueda servir de aliado, de acompañante en el camino del cliente hacia sus objetivos

¿Cómo puedes aplicar esta técnica para tu beneficio?

Bien, te enseñaré un ejercicio en varios pasos que puede ayudarte a sacarle partido a este conocimiento y también ayudarte en algunos aspectos de tu vida:

PASO 1. Identifica un deseo muy fuerte y vivo de romper con una forma de ser o de mirar el mundo de una manera distinta y de lograr algo o llegar a ser alguien renovado, en definitiva un objetivo o meta que quieras conseguir. Quiero que tomes conciencia de que esta necesidad en verdad esta expresada por el adulto, seguramente desde su Ser Esencial.

PASO 2. Ahora se trata de que averigues que te lo impide, es decir, tienes que explorar tu creencia limitante originada por tu Niño Interior, arraigada en su Ser Existencial, que te paraliza y te impide encontrar el camino hacia tu objetivo. Esta creencia puede ser expresada en términos, por ejemplo, de “no puedo confiar en nadie” o “no puedo hacer eso…” o “no nací para…”. Quiero que seas honest@ contigo mism@ y la reconozcas. En este punto debes reconocer además que estás paralizad@ por que tu Adulto tira hacia adelante y tu Niño tira hacia atrás, con lo que no avanzas. Esto viene a ser un autocastigo para ti.

PASO 3. Ahora tienes que identificar el posible origen de tu creencia limitante en el Niño Interior y a descubrir como esa creencia se está manifestando actualmente en tu vida adulta. Para ello puedes hacerte las siguientes preguntas:


– ¿Qué aprendió mi Niñ@ en los momentos más críticos que ha vivido?
– ¿Qué mensajes necesita escuchar mi Niñ@ Interior que no llego a escuchar?
– ¿Qué tan dispuest@ estoy a darle yo mism@ esos mensajes a mi Niño@ Interior?
– ¿Qué creencias tiene mi Niñ@ Interior acerca de la vida que me pueden estar limitando?
– ¿Qué tan dispuest@ estoy para cambiar estas creencias y reemplazarlas por creencias potenciadoras?
– ¿Cómo reconozco que mi Niño@ Interior está activ@ en mi?”.

Estas preguntas, te ayudarán a tener conciencia de cuál es la actividad actual de tu Niñ@ Interior en tu día a día.

Es posible, normal y comprensible que te surja un sentimiento de rechazo hacia tu Niñ@, de querer expulsarlo y alejarlo de tu vida ya que ahora lo ves como causante de tu impedimento para acceder al objetivo que te propusiste en el PASO 1. Es importante que escribas las respuestas a esas preguntas y el como te sientes en ese momento. Si te sientes con dolor, con miedo, asustad@, con ilusión, es normal y te diré que es precisamente tu niñ@ manifestando como se siente. sólo tienes que escucharle, comprenderle y entenderle.

PASO 4. Una vez reconoces, comprendes y entiendes a tu niñ@ interior el paso siguiente es cambiar el sentimiento de rechazo hacia él por un gesto de acogimiento de tu Niño Interior. La realidad es que ese Niñ@ es parte de ti y jamás podrás desprenderte totalmente. Acepta a tu Niñ@ como un ser que llevas adentro y que se niega a irse por que sencillamente no tiene adónde irse.

Asi que no lo suprimas ni lo excluyas de tu vida, reflexiona ¿cuáles serían algunas de las consecuencias negativas de suprimir de tu vida a tu Niñ@ Interior? ¿No crees que perderías el disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, la diversión y la inocencia de tu ser?.

Para llevar a cabo esto simbólicamente puedes reconciliarte con tu Niñ@, a través de un gesto o acto físico, como abrazarte a tí mism@, llevándote las manos al corazón o mediante una canción infantil… eso te lo dejo a tu creatividad… sobretodo piensa en darle el mensaje de que tu adulto siempre estará con él para ayudarle.

PASO 5. Ahora expresa a tu Niño Interior que desde ahora, tu adulto y ya no tu Niño, estará a cargo. Que ya no es necesario que el Niño salga a defender al adulto y que por lo tanto el adulto le libera de esa obligación.

PASO 6. Ahora tú desde tu adulto, comprométete con un plan de acción, preciso, que te permita avanzar un paso hacia el Objetivo del PASO 1, de manera que te permita persistir en ello y evitar utilizar el recurso del Niño Interior.
También debes buscar en qué casos quieres dar permiso a tu Niñ@ interior para salir y disfrutar con la precisión de tu adulto podrá señalarle cuando es hora de regresar a casa para que sea tu adulto quien de nuevo asuma la responsabilidad.

Como ves no hace falta recomponer el pasado y sanar el pasado en este enfoque y, en cambio, trayendo el Niño Interior al tiempo presente, reconocerlo y abrazarlo, darle la seguridad que se necesita y relevarlo de las responsabilidades, creencias o mandatos que este Niño Interior asumió o compró en su momento y permitir que el adulto pueda vivir desde otro lugar, desde otras creencias facilitadoras que de verdad los acerquen a su propósito y le permitan crecer, conseguimos un resultado más rápido.

El coaching, insisto, se enfoca en el presente y se proyecta al futuro y eso es lo que haces trayendo del pasado al Niño Interior, en cualquiera de sus múltiples manifestaciones y aceptar que siga viviendo dentro de nosotros, ayudándole a crecer y a alcanzar de una forma sana, la vida adulta.


¿Qué tal si pruebas estos 6 PASOS en estos momento y me cuentas como ha sido tu experiencia con un comentario?
Leo todos los comentarios.

EDU LOPEZ

 

 

 

E-mail:







autor
4 Comments
  1. Con buena parte de mi niño interior disfruto, sus ocurrencias, irreverenciad, picardia, siento que da sabor a la vida y a las relaciones. Hay que trabajar en todas las inseguridades, miedos, angustias. Como aun no descubro, pero se que Edu, con tus enseñanzas vas ayudarme.
    muchas gracias.

  2. Mil gracias por compartir tus conocimientos sobre el tema: El niño interior: Tendré que armarme de valor para desatar el cúmulo de desatenciones (tambor de miedos), que no recibí en mi infancia. Aplicaré en adelante lo que indicas en el artículo 1 y 2.
    Felicidades EDU.
    Saludos.

  3. Hola Adrian

    Me alegro mucho de que te haya resultado el ejercicio.

    Recuerda que no se trata de ahogar o censurar al niño interior o lo que es lo mismo tu verdadero ser, sino que se trata de que negocies con él y le enseñes a comprender. Le enseñes a comprender lo que ahora conviene hacer en tu vida y que de esa manera tú puedas actuar de forma consciente ante cuaquier situación rompiendo las respuestas automáticas aprendidas en tu niñez.

    Espero que te siga ayudando este enfoque.

    Edu Lopez
    Coach Personal

  4. Ya lo realice y me siento reconfortado ahora que puedo mejorar mi calidad de vida como adulto. Muchas gracias edu!!! voy a aplicar estos pasos para todos esos momentos de mi vida que siento temor o angustia por situaciones dificiles donde mi niño interior toma el control

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar