crecimiento personal autoconocimiento exito autoayuda satisfaccion establecimiento de metas objetivos personales

En personas que leen libros de autoayuda he observado que una de las principales causas que les llevan al fracaso es el establecimientos de metas y objetivos personales y concretamente a la hora de fijarnos metas demasiado ambiciosas.

Por ejemplo, en lugar de decidir perder un kilo y medio o dos kilos, te propones perder doce. En lugar de proponerte caminar durante veinte o treinta minutos varias dias a la semana, empiezas un programa de noventa minutos de aeróbic y de entrenamiento con pesas.

Pronto acabas por dejarlo todo y la verdad, no es fácil estar en paz cuando sientes que eres un fracaso.

Entonces lo que ocurre es que entramos en una actitud de…


Entonces lo que ocurre es que entramos en una actitud de autocastigo. Luego, un buen día cuando estas hart@ de tu situación actual, decides controlar tu vida y fijarte otra serie de metas no realistas y repetir toda la endiablada experiencia una y otra vez. Entonces tienes la sensación de estar estancad@.

Una de las razones de nuestro fracaso colectivo es nuestra tendencia a querer abarcar más de lo “podemos” hacer en un determinado momento. Sea cual sea tu meta, procura ser más realista. No te pongas el listón tan alto. Con ello aumentarás tus posibilidades de éxito, que te motivarán a dar el paso siguiente cuando estés preparado. Aunque esto es lo contrario de lo que se suele decir, es la mejor forma de llegar a donde quieres llegar.

Otra de las causa por las que no conseguimos lo que nos proponemos es por que en verdad no es nuestro verdadero objetivo, sino que es el objetivo de otra persona. Bien queremos estar delagados para gustar a alguien, o queremos estudiar una carrera para que nuestros padres esten orgullosos, queremos dedicarnos a lo mismo que nuestra madre o nuestro padre por que es una tradicción familiar… La verdad no funciona, si lo consigues, a base de mucho esfuerzo, a largo plazo lo único que sentirás es un vacío interior y no una genuina satisfaccion por tu parte.

Otra de las causa por las que no conseguimos lo que nos proponemos es porque en verdad no es nuestro verdadero objetivo, sino que es el objetivo de otra persona. Bien queremos estar delagados para gustar a alguien, o queremos estudiar una carrera para que nuestros padres esten orgullosos, queremos dedicarnos a lo mismo que nuestra madre o nuestro padre por que es una tradición familiar… La verdad no funciona, si lo consigues a base de mucho esfuerzo a largo plazo lo único que sentirás es un vacío interior y no una genuina satisfaccion por tu parte.

Te propongo algo, elige algo que hayas estado evitando, que sientas genuinamente en tu interior que quieres conseguirlo, y fíjate una meta más realista. Hazlo que buenamente puedas, en lugar de “intentar” hacer lo que probablemente nunca harás y piensa que los pequeños éxitos conducen a otros mayores.

¿Cuáles son los objetivos personales que quieres realizar pero que te cuesta llevar a cabo?

EDU LOPEZ


 

 

 

E-mail:







autor
1 Comment
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar