Creencias exito cambiar mis creencias cambia mi vida éxito las creencias creencia la creencia valores dialogo interno creencia limitante creencias limitantes creencias potenciadoras

Está comprobado que cambiar mis creencias cambia mi vida. ¿Alguien te ha dicho alguna vez que la fe lo es todo? De hecho el éxito que tu tengas en la vida depende de la calidad de tus creencias.

Cada persona que conoces está realizando cualquier cosa es su vida, bien sea un trabajo, una obra de arte, ir de excursión, hacer una comida deliciosa… porque tiene la creencia en su capacidad para hacerlo. Igual pasa contigo, tú actualmente realizas actividades que CREES que eres capaz de hacerlo y las que te gustara hacer y no haces es porque no te CREES capaz de llevaras a cabo.

Entonces, ¿Por qué son tan importantes las creencias que posees ahora mismo? Las creencias son las que sustentan tus…


Entonces, ¿Por qué son tan importantes las creencias que posees ahora mismo? Las creencias son las que sustentan tus valores, que a su vez son lo que te mueven a hacer las cosas o a hacer que algo suceda.

Por ejemplo, alguien puede tener el valor de la seguridad, entonces con el fin de que su necesidad de seguridad se cumpla, pueden creer que debe de tener un trabajo que pague un salario determinado, o un coche, o estar en un tipo particular de relación y otra persona que valore la libertad y el cambio sus creencias sobre lo que debe tener o no tener puede ser ligeramente diferente.

Ahora ya sabes la importancia de las creencias en tu vida pero ¿qué pasa cuando tus creencias ya no te sirven? ¿Es cierto que podemos tener algunas creencias antiguas que antes tenía un propósito pero ya no te sirven ahora? Por supuesto.

Un ejemplo, una mujer que siempre ha sido tímida y que quiera hablar en público, aún aprendido todo lo que hay que saber sobre las técnicas de una presentación correcta puede tener el problema de que cada vez que se levante para hablar una parte de dentro de ella le diga:

“¿Qué estás haciendo? ¡Tú no eres lo suficientemente valiente para hacer esto! ”

Esto que se dice así misma en ese momento, obviamente, se ve reflejado en el exterior, y el coraje o valor que había estado acumulando para poder realizar la acción, se disuelven.

Esto significa que la voz interior y por lo tanto su dialogo interno estaban reforzando la creencia de que “yo soy tímida”.

También hay casos en los que una creencia tiene un conflicto con otra.

Por ejemplo, cuando alguien comienza su propio negocio uno de los valores es la libertad que te da ese negocio, es decir uno valora el tener la libertad de no tener jefe, tomar decisiones… y esto pues en parte viene porque uno cree en la tranquilidad y el relax, una vida sin estrés… Sin embargo, es muy probable que esa persona tenga también como valor el dinero, y es posible que tenga la creencia de que tiene que trabajar muchas horas para hacer mucho dinero.

Si te fijas, no hay que esforzarse mucho para darse cuenta que hay un conflicto entre tener mucho dinero y la libertad:

– Si quiero libertad no tendré mucho dinero.
– si quiero mucho dinero no tendré libertad.

Esto es fruto de alguna creencia limitante que está impidiendo que tú puedas conseguir tener un negocio. Si no localizas esa creencia o creencias que están limitando tu desempeño es posible que empieces a alimentar creencias que tiene que ver con que “yo no soy suficientemente bueno” o “yo no soy capaz montar un negocio”.

La buena noticia es que hay técnicas para localizar esas creencias limitantes por creencias potenciadoras que te permitan no tener conflictos interno o incoherencias. A veces un pequeño cambio puede traer grandes modificaciones en tu vida.

¿Qué tal si revisas aquellas áreas de tu vida que no están funcionando como tu deseas y averiguas tus creencias limitantes para así poder cambiar tus creencias y con ello cambiar tu vida? Dudas, preguntas, observaciones… en lo comentarios. Leo todos los comentarios.

EDU LOPEZ

 

 

 

E-mail:







autor
2 Comments
  1. Hola Lidice

    Comprendo lo que ocurre, es probable que sea un muy buen trabajo… yo te pregunto “un buen trabajo ¿para quién?” estaría bien que te preguntases …¿ese trabajo es un buen trabajo para mi?
    Piensa si esa desconfianza que tú interpretas con que no puedes hacer ese trabajo no sea que ese trabajo no sea tan bueno para ti como tu crees.

    Espero que te ayuden estas reflexiones.

    un saludo
    Edu Lopez

  2. Yo me encuentro en un negocio Multinivel. La verdad es muy buen trabajo. Sólo que no confío en que pueda hacerlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar