Pensamiento y Emociones automotivacion Motivacion ejercicio de automotivacion depresion motivaciones positivas fracaso imaginación

La gran mayoría de nosotros carecemos de Automotivacion en su vida, y por lo tanto no tenemos motivaciones positivas, no tenemos alegría por abordar nuevos retos y por lo tanto acabamos sufriendo un estado crónico de depresión. Esto es importante tenerlo en cuenta ya que, entrar en una depresión, elimina tu automotivación y te lleva a un fracaso seguro.

Esta situación tan poco deseada, por lo general, aparece por medio de estas 3 condiciones:


1.Tal vez hayas formado un estilo de vida que en general te permite pocas oportunidades para la automotivacion

La depresion bien puede ser entonces la reacción natural a un modo de vida tan vacío. He conocido a muchas personas que trabajan en empleos que detestan, que tienen pocos amigos, o contactos sociales, y no poseen ningún interés o afición.

Solos, sin amigos, noche tras noche, un de fin de semana tras otro, se sientan en casa a ver la televisión, que encima les aburre, y se provoca que se odian a sí mismos. Hay quienes no se han tomado vacaciones en años.

Claro que ofrecen sus razonamientos para esta inactividad, pues declaran: “No hay ningún sitio al que me apetezca ir” o bien “No deseo hacer nada”. Es natural que su tristona existencia les parezca irremediable si no les gusta su trabajo, ni la vida social, ni el hogar, ni los amigos, ni su vida, si ni siquiera se gustan personalmente y no hacen nada para modificar todo esto.

Debido a una existencia aburrida y carente de significado, se han creado una situación en la que nada bueno puede suceder.

2. Tal vez hayas estado Automotivado positivamente en tu vida… y lo has perdido.

Cierto número de situaciones en la vida real eliminan tu automotivacion o las fuentes potenciales de motivación positiva.

Por ejemplo: se muere un marido, y la esposa queda deshecha, A los cincuenta y cinco años, un ejecutivo pierde el empleo al que consagró toda su vida entera durante treinta y tres años de trabajo, una persona mayor se jubila sin la debida preparación y se enfrenta con una existencia vacía, un hijo único se casa y se va a vivir a cinco mil kilómetros de los padres, una madre, siempre ocupadísima cuando los hijos eran pequeños, se encuentra ahora con demasiado tiempo libre y cae en el aburrimiento y la depresión, puede tratarse de la pérdida de una parte del cuerpo, una pierna, un seno o la pérdida de algo como la juventud…

El caso es que muchos expertos aseguran que la consecuencia de las motivaciones que tu pierdes es lo que al final te produce la depresi6n. Así mediante el síndrome del nido vacío, la madre comprende que ya no es necesaria… el hombre despedido de su empleo comprende que profesionalmente es inadecuado… la desfiguración personal significa que ningún hombre (o mujer) me querrá ya… la muerte de un ser íntimo significa la falta de afecto y la amenaza de la soledad.

3. Tú centras tu vida entorno en motivaciones negativas.

Ya hemos visto que la motivación negativa tiene lugar cuando algo, generalmente desagradable, se elimina de la situación, o se impide que suceda. Si este tipo de motivación se hace dominante, te fijas una meta dándole el sentido de “evitar que la situación empeore” o de “minimizar las pérdidas en vez de obtener ganancias”.En ese caso, tu motivación no surge de las cosas buenas que puedan sucederte sino de evitar que las malas empeoren, con lo que seguirás teniendo malas.

Por desgracia, esta situación es la base desafortunada de muchos matrimonios, ¿verdad?, y con ello establecen un esquema en el que nada bueno puede suceder. En esta situación que no tiene en cuenta las ganancias llegas a creer que el modo de evitar mayores pérdidas es hacer cada vez menos. Esto provoca que empieces a sentirte apático y carente de automotivacion.

Tanto si la falta de automotivacion nace de tu estilo de vida, como de un cambio o perdida en tu situación vida, o del predominio de motivaciones negativas, para poder conseguir la automotivación positiva has de buscar deliberadamente nuevas fuentes de placer que te den una visión positiva (más que negativa) del mundo que te rodea, de ti mismo y de tu futuro. Has de hacer cosas que supongan una fuente de satisfacción, y prestar gran atención a todo el sentimiento de placer que se derive de ellas.

Una de las características de la depresión es la incapacidad de emprender la acción. Sin embargo, como en la mayoría de las ocasiones, es posible hallar un punto de partida. Aunque seas incapaz de emprender una acción exterior para buscar tu automotivacion, tal vez puedas hacerlo mediante la imaginación.

Presta atención a siguiente ejercicio de 3 pasos que te enseñará como conseguir esto:

PASO 1: Haz una lista de aquellas cosas que te producen satisfacción cuando las imaginas.
Puedes ir examinado las siguientes áreas: comida, bebida, un hobby, entretenimientos, deportes, vida sexual, trabajo, interacción social, viajes o cualquier otro campo que te le ocurra.
Ahora de lo que se trata es de buscar actos específicos en esas áreas que te produzcan aunque sólo sea una sensación mínima de placer. El acto puede ser algo tan sencillo como chupar un helado de chocolate, escuchar música clásica, o leer una novela o un libro. O puede ser algo mucho más complejo, como el que los demás busquen tu compañía, o mantener relaciones amorosas con otra persona.
Al elegir su acto, no te limites a la realidad y prueba con todo aquello que pudiera darte satisfacción, como la idea de ganar el Premio Nobel, por ejemplo. Por muy deprimido que te sientas, casi todo el mundo es capaz de encontrar algo que le produzca, por lo menos, una poquito de placer.

PASO 2: Elije uno (o varios) de los actos que has trabajado en el PASO 1 y con los cuales hayas conseguido un nivel relativamente alto de placer. Imagínate realizándolo e intente captar todas aquellas sensaciones agradables que obtienes de la fantasía. Practícalo varias veces. En cada ocasión trata de hacer la imagen más y más clara y detallada, y disfruta de todas las sensaciones agradables que se te presenten. Repite el proceso con cada acto que hayas seleccionado. produzca, por lo menos, una poquito de placer.

PASO 3: Realiza este ejercicio a diario. Lo que estas tratando ahora con este paso es buscar la automotivación que no obtienes de tu actividad en la vida real. Con esto lograras aliviar lo suficiente la depresión para que emprendas alguna acción en la vida real y no solamente en tu imaginación.

Tal vez puedas empezar a automotivarte y a salir de la depresión con un enfoque diferente y ese caso, tu meta será crear el hábito de hacer más cosas que te produzcan cierta satisfacción.

¿Qué tal si pruebas hacer este ejercicio y empiezas a salir de ese estado depresivo para automotivarte?. Te aseguro que con un poco de práctica empezarás a sentir los beneficios. Espero leer tus comentarios respecto a este ejercicio. Leo todos los comentarios.

EDU LOPEZ

 

 

 

E-mail:







autor
1 Comment
  1. hola, el video es perfecto felisitaciones por su alto sentido de humanismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar