Autoconocimiento Motivacion desmotivacion  accion metas objetivos

Seguro que alguna vez te has sentido incapaz de dejar de sentir determinadas emociones, o has hecho cosas que sabes que no debes hacer, o ocasiones en las que dices “sí” a cosas que sabes que no son buenas para ti… en todas esas situaciones estás operando bajo un patrón mental negativo y desmotivante, con lo que crece tu desmotivación.

Lo más desmotivante de los patrones mentales no es el patrón en sí, que lo es, sino el hecho de que pareciera que no eres capaz de detenerlo, de que no podemos romper ese mal hábito.

Existen bastantes patrones mentales desmotivantes pero a continuación te presento los que quizás sea por los que deberías empezar a analizar en tu persona y tomando conciencia de ellos vas a poder cambiar más rápidamente:


1. Poca confianza en ti mism@. Todos en algún momento, y en menor o mayor medida, hemos sufrido este tipo de patrón. Bajo este patrón solemos pensar: “No podré con esto”. Bajo este patrón tememos a la humillación, tenemos miedo de cometer otra vez antiguos errores, también por miedo a ser rechazados y también por o estar suficientemente preparados o no tener los conocimientos suficientes. La consecuencia de esto es que la propia falta de fe en nuestra capacidad para conseguir nuestros objetivos, nos lleva a aplazar nuestros esfuerzos, a hacerlo a medias o en el peor de los casos a ni siquiera dar el primer paso hacia aquello que queremos conseguir.

2. Te produce temor o ansiedad tu Objetivo. Por mucho que desees alguna cosa, siempre te queda la duda y te haces preguntas como: ¿Cómo será mi vida después de haber conseguido lo que quiero? ¿Cómo será mi vida después en el caso de que no consiga mi objetivo? Supongo que comprendes como opera este patrón.

3. Mantener asociaciones negativas en tu mente. Hábitos muy arraigados durante toda tu vida que te llevan a conductas que a lo mejor has alimentado durante años. Son conductas, que convierten te consumen la energía y te desmotivan. Ver ciertos programas de televisión, criticar a personas ausentes en compañía de otras.

4. Culpar a otras personas o a tus circunstancias. Los celos, el resentimiento, la ira , el rencor… todos ellos te restan capacidad mental para las cosas más importantes en tu vida. Culpar las circunstancias y a las personas, es decir, lo que se encuentra que “fuera” de ti sólo sirve para un propósito claro: hacerte sentir víctima, y desgraciadamente las víctimas no tienen poder sobre sus vidas, así que responsabilízate de lo que ocurre en tu vida.

5. Rememorar fracasos pasados. ¿No te encuentras a veces, repasando mentalmente tus propios fallos del pasado reptitivamente, sintiendo también toda la carga de frustración que esos errores te acarrean?

6. Aumentar mentalmente el tamaño de la tarea que tienes que hacer. Este patrón te hace ver la tarea tan inmensa que es como completamente inabordable de realizar y por ello te ves incapaz de conseguir tu objetivo.

7. Poseer un bajo autoconcepto. Muchas personas piensan que no son lo bastante competentes. Hasta las personas aparentemente más exitosas en los diversos terrenos de la vida, afirman que no son “tan buenos” como la gente cree que son.

8. Construir resultados mentales de fracaso en el futuro. Este patron mental de basa en la preocupación por o obtener un resultado esperado. Es imposible mantenerse optimista y esperanzado si enfocamos gran parte de nuestra actividad mental hacia lo que puede ir mal, que no es lo mismo que planear opciones alternativas para tomar ciertas decisiones ante lo inesperado.

Los patrones mentales en definitiva son los que controlan tus emociones y tus acciones. Por eso, a menos que cambies tu manera de pensar y de sentir las cuales te desmotivan, no liberarás tu deseo, tu emoción y tu pasión por la acción.

¿Cuántas veces te has visto en todos o en alguno de estos patrones mentales que te desmotivan? Es importante tomar conciencia de estos patrones ya que veces son tan fuertes y controladores que sin hacer algo al respecto resulta casi imposible realizar cambios en uno mism@ o alcanzar un objetivo concreto que te has propuesto.

Ahora que ya los conoces y sabes las consecuencias que tiene el operar bajo esto patrones, te recomiendo que a partir de ahora solamente tomes conciencia de cuando estas operando bajo uno de estos patrones.
Es probable que al principio te cueste un poco más, con práctica es probable que cuando te des cuenta empieces a reírte de la situación, es en ese momento, cuando estás empezando a liberarte de ese patrón, con el tiempo desaparecerá y ya no será útil para tu vida. Cuéntame tu experiencia en los comentarios. Leo todos los comentarios.

EDU LOPEZ

 

 

 

E-mail:







autor
3 Comments
  1. Hola Edu
    Pruébalo y saldrás de dudas, solo tu lo sabes.
    Un saludo

  2. edu

    Buenos dias, gran articulo tocayo este tipo de articulo esta relacionado con una de mis prioridades respecto a crecimiento personal, aunque respecto al punto dos en mi caso,que yo sepa no me suelo hacer preguntas del futuro si no que el miedo me paraliza automaticamente y no tengo mucha constancia de lo que he pensado, es muy automatico, rapido y me enfoco a otra cosa. A veces esto me desborda, creo que tengo temor a la exposicion de lo que quiero y mis ideas¿, crees que exponiendome mas, diciendo y haciendo las cosas como las quiero podre madurar ese aspecto? me suelo andar por las ramas algunas veces y no acaba saliendo a la realidad lo que me apetece hacer o decir… y sald cuando la situacion ha pasado y ya esta todo en calma…el nerviosismo es tan grande que ni aparece y me centro centro en otra cosa… disculpa por el tocho pero prefiero concretar un poco, sigue asi, saludos.

  3. Excelente tema de conocimiento y crecimiento.
    Mil gracias por compartirlo, lo disfruto y aplico a mi ser y quehacer cotidiano!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar