resentido resentimientos  resentimiento amor perdona perdonar perdón perdon crecimiento personal

Aristóteles Decia : “Enojarse es fácil, pero enojarse en la magnitud adecuada, con la persona adecuada, en el momento adecuado eso es cosa de sabios”.
Siempre es saludable hablar sobre aquello que no nos gusta, pero quejarse es instalarse de manera contínua en una actitud de protesta. Los resentimientos son fruto de esa conducta quejosa sostenida durante mucho tiempo.

Muchas veces el enfado contenido me lleva al enojo y ese enojo me genera angustia y cuesta gestionarlo. Y esto sucede porque en muchas ocasiones sentimos temor de decir lo que nos pasa por miedo a que nos dejen de querer, de que nos dejen de aceptar, de que el otro sea quien se enoje con nosotros. Entonces y sólo entonces, habrá que aprender a poner en palabras ese enfado y decir “Esto no me gusta” porque si no lo hago seguramente ese enfado contenido se transformará en enojo.

Para darte un ejemplo es como si…


Para darte un ejemplo es como si te entrara algo en el ojo, te enojas, te sientes irritado, te sientes molesto, no ves con claridad nada, estás fastidioso y muchas veces terminas enojando con quien no lo merece.

También lo que nos ocurre muchas veces es que nos guardamos dentro lo que queremos decir porque pensamos que si lo decimos tal vez lastimemos al otro, cuando en verdad a quien nos lastimamos es a nosotros mismos. A veces preferimos transitar el camino de enojarnos en silencio en vez de hablar o explicar lo que sentimos, o bien aislarnos cuando en realidad así estamos pagando un precio que no queremos ni debemos pagar.

Cuando el enojo se instala en tu vida, el enojo guardado comienza a dolerte y te conduce al rencor, y del rencor pasas al resentimiento el cual no tiene salida porque es como quedarse atrapado en una situación de la que te cuesta mucho poder salir ya que te sientes resentido. Muchas veces guardamos resentimiento contra alguien que ya no está presente en nuestra vida y en verdad nuestro problema no está en el exterior, sino está dentro nuestro, con todo aquello que el otro dejó instalado dentro de nosotros, llamémosle, palabras hirientes, actitudes que no podemos olvidar y la falta de todo aquello que necesitábamos de esa persona en ese momento. Lo importante entonces no es su ausencia sino la presencia en tu vida de todo lo que te faltó del otro, de aquello que la otra persona no pudo o no quiso darte.

Tenemos que aprender a perdonar y a perdonarnos. El perdón se construye, se aprende, uno aprende a perdonar, no es algo que se tiene o no se tiene. Se construye en el día a día hasta que llegue un punto en que no nos haga falta que venga el otro a pedir perdón, simplemente se perdona construyendo nuestra propia capacidad de perdonar, porque perdonar es liberador para quien perdona no para quien recibe nuestro perdón.

Para perdonar tendrás entonces que sacar todo afuera siendo empático con el otro y cambiando la perspectiva de lo que ocurrio para que dentro tuyo nazcan cosas nuevas, como la confianza, el amor, la compasión que te va a conducir al perdón para librarte de todo aquello que te daña y poder seguir adelante.

¿Perdonas con facilidad o tiendes a mantenerte recreando tu pasado en el resentimiento?

EDU LOPEZ

resentido resentimientos  resentimiento amor perdona perdonar perdón perdon crecimiento personal

 

 

 

E-mail:







autor
7 Comments
  1. Hola Checo
    Si crees que necesitas ayuda puedes contactarme en el menú contáctenos (arriba a la drecha de esta página) y me cuentas de que se trata.

    Un saludo
    Edu Lopez
    Coach Personal

  2. El pedir perdon y perdonanrnos suele ser complicado para mi, al menos lo primero lo hago y siento que no guardo rencor a nadie que pudo haberme hecho daño, el tema es como perdonarme, como decirle a todo mi ser que me equivoque y que quiero salir de mi pasado, sin qeue ste me lo recuerde en cada momento de mis bajoneos… te solicitaria apoyo edu… para olvidar eso que nos hace mucho daño, ya que con amor y perdon creo que no podre hacerlo…

  3. El amor siempre esta ahi por eso soy capaz de perdonar aunque no de olvidar.Pero no merece la pena malgastar energia en algo que ya esta hecho y no tiene vuelta a atras.Solo qued aprender y pasar pagina.Gracias nuevamente.

  4. Ironicamente el silencio guardado, por miedo a lastimar o enojar es el que nos lleva al resentimiento, pero la buena noticia es que ahora hay personas que nos ayudan a reeducarnos y que ponen en nuestro entendimiento la magia de la comunicación. Gracias Edu por ser una de ellas ahora va por mi cuenta retirar los ¨si hubiera¨.

  5. Hola Edu,
    estoy aprendiendo a perdonar… es dificil, pero es peor el resentimiento.
    He dejado de seguir culpando a otros de mi situación actual, de hecho, les he perdonado y les agradezco que me hayan llevado hasta aqui. Pero sigo trabajando, hay mucho que perdonar…
    Gracias
    Marilar

  6. Hola Encarna

    La idea es pasar página. Es plantearse si quieres o aprecias a esa persona o no. Si no la aprecias te tienes que dar cuenta que no sirve de nada mantenerla en tu conciencia porque lo que está haciendo es impedir que tú te aprecies a ti misma con todas tus energias ya que parte de ellas están destinadas a mantener esa persona en tu vida.

    Me alegro que todo esté mucho mejor ahora.

    Un saludo

    Edu Lopez
    Coach Personal

  7. Hola Edu!
    Ha sido maravilloso leer este artículo, porque me he dado cuenta de que en gran medida, aunque no del todo, me he liberado en gran medida, de la carga que me suponia a diario,convivir con el rencor y el resentimiento que le tenía a una persona que a lo largo de muchos años me ha hecho muchísimo daño , a mí y a mí familia,por envidias,por su elevado ego,por sentirse superior a nosotros y por muchas cosas, todo lo que nosotros decíamos y haciamos le parecia mal fuese lo que fuese lo criticaba . Antes, pedir perdón para mí era como “rebajarme”, pero fue cuando supe, que el hecho de pedir perdón era algo simbólico, no era necesario hacerlo con la persona delante y que era lo mejor para mí, para así dejar marchar toda esa carga que tenía, liberarme yo de todo eso, liberar a la persona, y seguir fluyendo con la vida, aunque sigan sin parecerme bien, las injurias que ha vertido sobre nosotros y todo el mal que nos ha hecho ; también veo, que detrás de su comportamiento también hay miedos, sufrimiento,sentimientos de inferioridad,ira , conflictos internos,frustración por no haber conseguido de la vida algo más, etc.
    Le deseo la mayor felicidad del mundo, pero que esa felicidad tenga lugar lejos de mí.
    Como siempre muchísimas gracias por tus sabios artículos.

    Encarna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar