Pensamiento y Emociones exito el perdón el perdon

Hay muchos modos de definir el perdón, ya que el perdón hace referencia a muchas cosas. Puedes definirlo como una decisión, una actitud, un proceso o una forma de vida. Es algo que ofreces a otras personas y algo que aceptas y forma parte de ti.

strong>El perdón es una decisión que consiste en…


El perdón es una decisión que consiste en ver más allá de los límites de la personalidad de otra persona, de sus miedos, neurosis o errores y de ver una esencia pura que tiene una capacidad ilimitada y siempre es digna de respeto y amor.

El perdon es la elección de “ver la luz y no la pantalla que refleja la luz” esta es la idea que escribió el doctor Gerald Jampolsky, autor de muchos libros sobre el perdón. En realidad, cuando perdonas, es posible que estés viendo la luz (la causa) y no el reflejo en la pantalla (lo que ocurre).

El perdón requiere que reconozcas que si una persona actúa como alguien sin sensibilidad, implícitos en su comportamiento y sus actitudes hay miedo y contención. Aun cuando esto no resulte evidente a simple vista, bajo esa conducta y esas actitudes hay una petición de respeto, reconocimiento y amor.

Al principio se precisa bastante penetración para ver esa dinámica, porque estamos condicionados a considerar equivocada o estúpida a la otra persona, en lugar de verla como alguien que se siente constreñido y asustado.

Hay personas que viven una relación de este tipo con algún familiar. Durante la infancia y la adolescencia, el familiar es muy crítico y exigente con esta persona y por eso la persona siente furia ante el familiar ya que no recibe el amor que esa persona desea.

Al final esa persona piensa que su familiar nunca cambiará y se conforma con seguir enfadada con él y mantenerse distante.

Ante esa situación y Cuando esa persona aprende cosas sobre el perdón, comprende que la actitud crítica de su familiar es consecuencia de sus inseguridades y del hecho de que sus propios familiares siempre habían sido emocionalmente inaccesibles para el familiar en cuestión.

Cuando te das cuenta de eso es cuando empiezas a sentir compasión por esa persona y abandonas la costumbre de sentirte dolid@ por sus críticas y de enfadarte por sus actitudes agresivas e hirientes.

Empiezas a notar el dolor que cada vez es mayor y al final logras ver más allá de su comportamiento y es entonces cuando te entran ganas de ofrecerle cariño y aceptación.

Lo más seguro es que esa persona crítica se vaya suavizando y entonces puede aparecer una conexión amorosa entre el familiar y la persona, quitándose de encima una carga que arrastramos.

El perdón es una actitud que supone estar dispuesto a aceptar la responsabilidad de tus propias percepciones (del reflejo de tu luz proyectada en la pantalla) comprendiendo que son opciones que decidimos adoptar y no hechos objetivos.

El perdón es una actitud que elige mirar con nuevos ojos a una persona que tal vez uno ha juzgado automáticamente y advertir que en realidad es algo más que la persona insensible que ves.

Si alguien te reprende o te falta al respeto, la reacción condicionada podría ser sentirse herido, amenazado y furioso con es persona que manifestamos diciendo:

¿Cómo ha podido decirme eso?
¿Cómo se atreve a chillarme así?

El perdon es la respuesta alternativa a esa reacción condicionada que te puede proporcionar la claridad y conocimiento necesarios para evitar que la ignorancia o el temor de otras personas te provoquen rabia o una actitud defensiva.

Una consecuencia del hecho de comprender que las percepciones son una opción es que al cambiar las percepciones también cambian las reacciones emotivas. Por ejemplo, en lugar de ver a la persona furiosa que has visto que te atacaba hace cinco minutos, puedes ver ahora a un niño pequeño frustrado y asustado que con mucha frecuencia es el niño interior herido o asustado de la otra persona el responsable de su propia falta de delicadeza o de criterio maduro.

Cuando eres adulto vive en ti este niño interior, y estará herido si en tu infancia se te negó el amor, la comprensión y el consuelo que necesitabas. El niño herido continúa siendo una fuerza impulsora en tu psique cuando eres adulto hasta que se le reconoce y se lo sana. El perdón nos capacita para percibir, bajo ese comportamiento insensible, a este niño herido, los condicionamientos pasados y el grito pidiendo auxilio, amor y respeto.

El perdón es un proceso que requiere de entrenamiento para conseguir cambiar tu percepción una y otra vez. No es algo que suceda de una vez por todas y sea definitivo en un principio. Tu visión habitual está obnubilada por los juicios y percepciones del pasado proyectados al presente y por eso tu percepción te engañará con mucha facilidad.

Cuando eliges cambiar tu perspectiva por una visión más profunda, más amplia y abarcadora, puedes reconocer y afirmar la mayor verdad de quien eres y quiénes son los demás. Como resultado de este cambio, de un modo natural surge una mayor comprensión y compasión por ti mismo y por los demás. Cada vez que haces este cambio, debilitas el monopolio del ego sobre tus percepciones y te capacitas y entrenas para dejar marchar, liberar y olvidar el pasado. El perdón suele experimentarse como un sentimiento de dicha, paz, amor y apertura del corazón, alivio, expansión, confianza, libertad, alegría y una sensación de estar haciendo lo correcto.

El perdón es una forma de vida que te convierte gradualmente de víctima de tus circunstancias en poderoso y amoroso cocreadores de tu realidad. Esto supone el compromiso de experimentar cada momento libre de percepciones pasadas, de ver cada instante como algo nuevo, con claridad y sin temor. Con ello desaparecen de las percepciones los obstáculos que impiden que se desarrolle tu capacidad de amar.

¿Qué tal si empiezas a poner en práctica el perdón contigo mismo y con los demás para así empezar a sanar y sentir amor genuino? Quiero saber de tus progresos en un comentario. Leo todos los comentarios.

EDU LOPEZ

 

 

 

E-mail:







autor
3 Comments
  1. MUY LINDO GESTO DE HUMANANIDAD Y PREOCUPACION POR LA FELICIDAD DE OTROS, ADMIRO SU NOBLEZA, GRACIAS POR TODOS ESTOS CONSEJOS DE VIDA, AL APLICARLOS ENCUENTRA UNA LA FELICIDAD, FELIZ AÑO, Y GRACIAS POR TODO SABRINA CADAVID

  2. Hola Mario

    Pues estás a medio camino de solucionar eso porque el primer paso es darse cuenta y tomar conciencia de lo que está ocurriendo.
    Ahora ábrete a la pregunta ¿Para qué me sirve ser agresivo? y olvídate de la pregunta del ¿Por qué soy agresivo?

    Te aseguro que las respuestas vendran pronto.

    Un saludo
    Edu Lopez

  3. Me he vuelto una persona agrasiva para con mi familia y mi pareja, no perdono errores, se q estoy mal y que me la doy de perfecto cuando estoy cometiendo miles de errores, pero el tener el corazon tan lleno de “basura” me ha llevado a ser lo que soy. No se si es capacidad de perdonar comentarios y actitudes x parte de otras personas pero estoy pasando x eso ahorita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar