Relaciones Pensamiento y Emociones la ofensa ofensas consciencia expectativas ofensas víctima victimismo

Nos pasamos la mayor parte de nuestra vida, sintiéndonos ofendidos por lo que alguien nos dijo, nos hizo, o pensó de nosotros. Si tomas conciencia verás que son tus expectativas de lo que esperabas de esas personas, las que te hieren, así que eso son ofensas inexistentes.

Lamento decirte que esas expectativas las creas tú con tus pensamientos, estas no son reales, son totalmente imaginarias.

Te muestro 3 tipos de expectativas que si no las sabes gestionar bien pueden llegar a ser una ofensa:


1. Expectativas no cumplidas con respecto a otra persona.

Te ofendes con alguien por las expectativas no cumplidas que te creaste sobre esa persona. Pero nadie te ofende porque cada uno está viviendo en su mundo. Tú te lo tomas personalmente como una ofensa porque necesitas identificarte en ese sentido, es un hábito de tu ego que quiero que permanezcas como estás y no evoluciones. Pones unas expectativas altas a las personas y si no las cumplen pues entonces justificas tu malestar provocado por las demás personas que no hacen lo que deberían hacer.

Un ejemplo claro es si tú esperabas que tus padres te dieran más amor, y no te lo dieron, no tienes porqué sentirte ofendido. Ellos no son culpables de nada, tú te estás permitiendo sentirte víctima, con todo lo que ello conlleva. Son tus expectativas de lo que un padre ideal debió hacer contigo, las que fueron violadas.

Es tu Ego el que se siente herido, es tu vanidad la que se siente herida, es tu mente la que te hace pasar esas tristezas. Te hace pasar esas tristezas por el sencillo “placer” de desear “la dosis diaria de victimismo”, ¡sí!, esa misma sensación que te hace ver a ti mismo, como un “ser que nadie quiere”, “como una persona que se entrega y no recibe nada”… Esa actitud le encanta a tu Ego ya que le hace sentir vivo y el protagonista de la película.

Otro ejemplo es si esperabas que tu pareja reaccionara de tal y cual forma y no lo hizo… tu pareja no te ha hecho nada. Es la diferencia entre las atenciones que esperabas que ella tuviera contigo y las que realmente tuvo, las que te hieren.

Nuevamente, eso está en tu imaginación, pues sólo tú has puesto en un pedestal altísimo a tu pareja, ella no pidió eso ni ha hecho nada para estar ahí, tú te lo has permitido, tú te has generado en tu mente, esa expectativa inexistente.

Tu pareja no lo genera, tú permites el generártelo, tú te permites que eso altere tus neuronas y se disparen los químicos necesarios en tu cerebro, para entrar en crisis de estrés, de sufrimiento, de melancolía, en definitiva de victimismo.

Tus químicos cerebrales, han aprendido muy bien el camino a seguir, para dispararte en segundos una buena depresión.

El hábito de sentirte ofendido por lo que te hacen otros (en realidad nadie te hace nada) desaparecerá cuando conozcas mejor la fuente de las “ofensas” (o sea tú mismo).

Ese hábito de sentirte ofendido por los demás es una ilusión ya que nadie te hace nada, el problema es que no conoces la fuente de las ofensas, o sea tú mismo.

De pequeños éramos naturales pero con los años hemos adquirido información sin revisarla y todo esto ha creado una fantasía falsa de cómo deberían ser las cosas en todos los aspectos de tu vida y cómo deben de actuar los demás.

2. Expectativas futuras basadas en expectativas pasadas.

Las experiencias del pasado dejan una huella y se quedan en nuestro interior. Y cuando una persona es maltratada emocionalmente, sentimentalmente, psicológicamente o físicamente, por alguien, se almacena esa experiencia, ese sello, esa impronta en su “inventario personal”.

Cuando conoce a alguien, tiene miedo y trata de ver si la nueva persona repetirá las mismas actitudes que la que la hirió en el pasado.

Saca una experiencia de su inventario negativo. Se pone las lentes de esa experiencia y ve a las nuevas personas y experiencias de su vida, con esos lentes, pues esa es “su única expectativa” de la enseñanza de su pasado.

¿Resultado? Se duplican los mismos problemas y las mismas experiencias negativas. Y el inventario negativo sigue creciendo.

Si no se le pone freno a esto pasan los años y cada vez somos más infelices ya que el inventario cada vez es más grande.

3. Expectativas de que tenga el mismo punto de vista que yo.

Una de las mayores fuentes de ofensas, es la de tratar de imponerle a alguien tu punto de vista y guiar su vida.

Cuando le dices a la otra persona lo que debe hacer y te dice “no”, creas resentimientos por partida doble:

-primero, te sientes ofendido porque no hizo lo que querías y
-segundo, la otra persona se ofende porque no la aceptaste como es.

Toda persona tiene el derecho de guiar su propia vida y aprender de los errores.

Lo mejor que puedes hacer es aceptar la libertad de los demás a elegir lo que ellos quieran al igual que tú eliges lo que tú quieras. Por tu propio bienestar acéptalas, ámalas y si ya no cubren tus expectativas déjalas ir.

¿Qué tal si la próxima vez que te ofendas o sientas una ofensa por parte de alguien pones tu atención en estos 3 tipos de expectativas? Estoy seguro que te ayudarán. Cuéntamelo en los comentarios. Leo todos los comentarios.

EDU LOPEZ

 

 

 

E-mail:







autor
8 Comments
  1. Hola Edu, muchas gracias por la información , recuerdo muchas veces en las cuales coloque mis expectativas y me sentí ofendida, que bueno saber que depende de mi, que bueno entrar.en consciencia de aceptar a las personas como son . Un saludo de Perú

  2. Hola Amor

    Gracias por tu comentario. Son muchas preguntas y las voy a ir contestando poco a poco.

    que pasa con la expectativa de un niño a recibir lo basico en cuidados,afectos,etc,y lo que recibe son muchos malos tratos,…cuando el niño no tiene capacidad aun de discernir las causas de tal comportamiento de sus padres,y sufre creandose sus defensas, que con el tiempo pueden ser neuroticas?

    Lamentablemente hay muchos niños asi, niños maltratados, abandonados y que no son queridos algunos de ellos hoy son grandes conocidos:

    Oprah Winfrey –> hoy goza de fama y fortuna, calificada como la estadounidense de origen afroamericano más influyente tuvo una niñez complicada debido a la pobreza y el maltrato que vivió.

    Halle Berry –> La actriz sufrió el abandono de su padre con apenas 4 años de edad, por lo tanto fue criada sólo por su madre en difíciles condiciones económicas que la llevaron a vivir épocas en albergues de mendigos. Además sufrió maltratos constantes de uno de sus primeros novios.

    Wayne Dyer –> pasó su infancia y juventud en orfanatos y hogares de acogida y hoy es un famoso escritor de autoayuda.

    Hay más casos…

    Donde quiero llegar con esto es que las expectativas dependen de tu actitud y no de tu pasado.

    De niños lo normal es que no tengamos criterio para dirigir nuestra vida.

    Cuando una persona decide que quiere vivir su vida independientemente de su historia, esa persona está enfocada en el futuro, las cosas que le están ocurriendo en el presente estan orientadas a contruir un futuro mejor con buenas y nuevas expectativas, es decir, espera cosas nuevas.

    Cuando una persona está en la actitud victimista está enfocada en el pasado, es decir, su pasado justifica lo que le está ocurriendo en el presente y sus expectativas están basadas en el pasado y se estarán repitiendo, estancandose en el mismo lugar y esto es lo que puede llegar a crear mecanismos de defensa que pueden convertirse en patológicos.

    Le calma a ese niño,que le digas que a sus padres tambien les maltrataron posiblemente?le calma al ya adulto,que se siente herido,rabioso,vengativo y victima?

    Al niño lo que le cambiará y le calmará es cambiarle a un entorno amoroso donde no exista ese tipo de violencia psicologica y fisica.
    Al adulto le puede calmar la idea de que sus padres fueron matratados para asi sentir compasion por ellos, empatizar y poder perdonar, ya que el perdón soltará el pasado y asi la persona podrá enfocarse en el futuro y liberarse.

    El niño es victima de,o se hace victima por defensa del dolor de no tener lo que necesita?
    Porque es normal que si no es querido,sufra y tenga unas consecuencias, o no?

    Te lo voy a explicar aunque se sale fuera del ámbito del coaching, pero… para que comprendas como yo lo veo te lo explicaré:

    El niño genera el patron de victimismo por razones variadas que nacen en el momento en que el quiere aportar o necesita cuidado del exterior y los demás no le hacen caso o no estan por él.
    En ese momento el niño siente un abandono fisico o psicológico del exterior, es decir el exterior le falla. A partir de ese momento el niño se explica mentamente que ” me han abandonado o no me hacen caso por que no he sido bueno” (castigo), ” por lo tanto voy a ser MUY BUENO, seré el MÁS BUENO para que así me quieran”.

    El patrón de comportamiento derivado de esa composicion mental es que busca compulsivamente que le quieran y se lo demuestren. A partir de ese momento el niño se abandona y se olvida de si mismo. Solo busca el afecto de los demás y en su busqueda se ve envuelto es circustancias y situación donde le ocurren cosas que no entiende y por eso se siente víctima ya que los demás no entiende su conducta.

    Así es como se va retroalimentado el círculo de “NO SOY BUENO”–>” VOY A SER MUY BUENO PARA QUE ME QUIERAN”–>”LOS DEMAS NO ME DAN LO QUE BUSCO”—>”NO SOY BUENO” (cerrando el círculo del victimismo)

    Que le dices al ya adulto para sanar este dolor antiguo,que aunque comprenda,sigue teniendo la carencia afectiva,y con un duelo de algo que murio(el cariño)y lejos de cerrarse,sigue aun esperando ser querido,aunque ya esten muertos?

    La respuesta es Responsabilidad de sus actos, Perdonarse y Perdonar a los otros para asi poder moverse hacia el futuro como una hoja en blanco.

    Espero haberte ayudado.

    Edu Lopez

  3. hola,Edu Lopez,muy bueno,como siempre tus articulos,y me surgen las dudas,aunque algo parecida a la que te envie en facebook,sobre los juicios.
    que pasa con la expectativa de un niño a recibir lo basico en cuidados,afectos,etc,y lo que recibe son muchos malos tratos,…cuando el niño no tiene capacidad aun de discernir las causas de tal comportamiento de sus padres,y sufre creandose sus defensas,que con el tiempo pueden ser neuroticas?
    Le calma a ese niño,que le digas que a sus padres tambien les maltrataron posiblemente?le calma al ya adulto,que se siente herido,rabioso,vengativo y victima?
    El niño es victima de,o se hace victima por defensa del dolor de no tener lo que necesita?
    Porque es normal que si no es querido,sufra y tenga unas consecuencias, o no?
    Que le dices al ya adulto para sanar este dolor antiguo,que aunque comprenda,sigue teniendo la carencia afectiva,y con un duelo de algo que murio(el cariño)y lejos de crrarse,sigue aun esperando ser querido,aunque ya esten muertos?
    Gracias,respondeme si puedes.estare esperando.un abrazo.Amor

  4. REALMENTE MUY BUENO EL ARTICULO; GRACIAS!!!

  5. Claro que si Eduardo Por supuesto

  6. ¡Muchas gracias por tu claridad para explicar este tema! A menudo, mis coachees tienes problemas, precisamente, por el manejo de expectativas y es un área que, por ende, abordo frecuentemente. ¿Puedo compartir tu artículo, sin edición alguna y citándote en todo momento, claro está, en mi blog?

    Un abrazo desdenAguascalientes, México

  7. Ay no yo soy una victima empedernida, tengo tanto resentimiento, pero si es cierto que con el paso del tiempo se acumula lo negativo y uno es mas infeliz. No se como salir de ese circulo vicioso, he perdido trabajos, algunos amigos, por no sentirme capaz de ser querida, pero si en definitiva son las expectativas la que ponen a uno como perdedor. Muy buen articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar