Crecimiento Personal Autoconocimiento autoestima bienestar alta autioestima autoestima baja aumentar la autoestima

La autoestima tiene que ver con la mayoría de los pensamientos y sentimientos sobre ti mismo que a su vez fluctúan según tus experiencias diarias de vida.

La cualidad de esos pensamientos y sentimientos está basada en cosas que van desde cómo tratas a los demás y cómo ellos te tratan a ti, cómo te tratas a ti mismo, las subidas y bajadas en tus relaciones románticas e íntimas… y muchas situaciones más que en conjunto todo puede tener un impacto en tu bienestar.

Tu autoestima, sin embargo, es algo más fundamental que tu bienestar ya que …


Tu autoestima, sin embargo, es algo más fundamental que tu bienestar ya que para las personas con una buena autoestima, saben que esos factores diarios van a afectar en su bienestar y estado de ánimo que pueden cambiar temporalmente la forma de cómo se sientes acerca de sí mismos, pero sólo hasta cierto punto ya que saben que ellos más grandes que esas circunstancias.

En cambio, para las personas con baja autoestima, estos “altos y bajos” que ocurren en su dia a día pueden marcar una gran diferencia en su vida y en su mundo.

Las personas con baja autoestima a menudo dependen de cómo están desempeñando las cosas actualmente, en este preciso momento para determinar cómo se sienten acerca de sí mismos.

Necesitan experiencias positivas externa para contrarrestar los sentimientos y pensamientos negativos que los están atormentan en este preciso momento.

Incluso fíjate que su propio bienestar viene de que las cosas estén bien o mal y entonces se convierte en algo altamente temporal.

Una autoestima saludable, es decir una autoestima alta, se basa en tu capacidad de evaluar con precisión (conocerte a ti mism@) y aun así ser capaz de aceptarte y valorarte incondicionalmente.

Esto significa ser capaz de reconocer con realismo tanto tus fortalezas como tus limitaciones (que forma parte del ser humano) y, al mismo tiempo aceptarte dignamente a ti mism@ sin condiciones ni reservas.

Tu autoestima se desarrolla y evoluciona a lo largo de toda la vida y no por cómo te sientes en un preciso momento o ante una determinada situación.

Tu autoestima proviene de construir una imagen de ti mism@ a través de tu experiencias vital con diferentes personas y en diferentes actividades, como son las experiencias durante tu infancia juegan un papel muy importante en la conformación de la base de tu autoestima.

Cuando eras pequeñ@, tus éxitos y fracasos y la forma en que fuiste tratad@ por los miembros de tu familia inmediata, por tus profesores, tus maestros y por tus compañeros… y como lo procesaste tú, todo ello contribuyó a la creación de la base de tu autoestima .

Una autoestima saludable incluye:

1. Aceptar ser elogiado por algo positivo y elogiar a otros.
2. Ser escuchado y escuchar a otros.
3. Hablar de manera respetable y ser respetado por otros.
4. No criticar y encajar bien las críticas.
5. Aceptar la ayuda de otros sin sentirte inferior y ayudar a otros.
6. Elegir personas con alta autoestima y alejarse de personas con baja autoestima.

Antes de que empieces a aumentar tu autoestima primero tienes que creer que puedes cambiarlo. El cambio sucederá si tú lo haces suceder. Una vez que has aceptado esto lo único que te queda es cambiar la autoestima teniendo en cuenta cómo los 6 puntos anteriores y darte cuenta que cuando no lo estás cumpliendo tu autoestima se ve afectada negativamente.

¿Qué tal si aplicas estos 6 puntos como una primera ayuda a tu autoestima? Ponlos en práctica y cuéntame tu experiencia en los comentarios. Leo todos los comentarios.

EDU LOPEZ

 

 

 

E-mail:







autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar