crecimiento personal exito autoconocimiento pensamiento y emociones resistencia actitud tareas pendientes

Cuando dejas para otro momento una tarea que tienes que hacer es la mejor forma de perder el tiempo. ¿Te ha pasado alguna vez que has temido hacer alguna cosa, te has quejado con antelación, has creado resistencia, para luego darte cuenta de que en verdad disfrutas haciéndola? Pues en verdad lo que estas haciendo es hacerte daño mentalmente, perder energías con la resistencia que te pones al hacer las cosas.

Cada vez que finalizas una tarea aunque sea de una manera no consciente, te sientes bien, es el momento en que tu mente se detiene para felicitarse a si misma y en ese momento es cuando sientes un poco más de paz y energía

Esto es un aliciente muy bueno para la próxima tarea que tengas que hacer y sin darte cuenta has acabado con la lista de tareas pendientes y te encuentras viviendo el presente, disfrutando de la lista de cosas que tienes que hacer ahora mismo en tu vida

Lo normal es que si haces la lista de tareas pendientes, en la mayoría de los casos, …


Lo normal es que si haces la lista de tareas pendientes, en la mayoría de los casos, siempre existen algunas tareas que sin duda nada tienen de atractivas. Puedes intentar olvidarlas, pero sabes que están ahí y inevitablemente te consumen energía, ya que aunque no te des cuenta están contigo hasta que las acabes, están ocupan un espacio mental considerable y hacen que pienses que estás mucho más ocupad@ de lo que en realidad lo estás.

Además las tareas pendientes por hacer te sacan del presente, te producen estrés y tensión y absorben mucha energía que podías haber empleado de una manera más creativa. Esto es lo que se llama la resistencia. El resistirse a realizar las tareas pendientes, consume tu energía y no deja que puedas disponer de toda la energía disponible y necesaria para realizar las tareas más importantes en el presente.

Se dice que todo aquello a lo que te resistes persiste y es por eso que tan pronto como empiezas a quejarte de lo desagradable que va a ser hacer esto y lo otro, automáticamente empiezas a sentir estrés y pierdes la tranquilidad.

Cuando evitas hacer algo, la mayoría de las veces resulta que era más fácil de lo que te pensabas y quizás sea hasta más divertido de lo que imaginabas.

Las cosas pendientes son una mezcla de tareas sencillas y divertidas y también de tareas que son muy pesadas. Puede que haya una o dos cosas o alguna más en tu lista de pendientes a las que verdaderamente sientas una gran resistencia.

Para hacertelo más fácil y que te liberes rapidamente y renuncies a tu resistencia a la hora de realizar ciertas tareas desagradables, te voy a enseñar un ejercicio que podrás hacer con dos tareas tuyas para entrenar tu actitud ante esas tareas:

PASO 1: En un hoja de papel en blanco trazas una linea vertical que divida la hoja en dos columnas. En una de las columnas pones “COSAS QUE ME GUSTAN” en la otra pones “COSAS QUE NO ME GUSTAN”, entonces rellenas las dos listas con todas las tareas que haces normalmente y tareas que tienes pendientes por hacer. vamos! Hazlo!

PASO 2: Escoge una cosa de la lista de COSAS QUE ME GUSTAN, Bien ¿ y la tienes ? Vale. Ahora quiero que tengas muy presente esa cosa que te gusta y que empieces a decirte a ti mism@, en voz alta si quieres, todas las aspectos que no te gustan tanto a la hora de realizar es tarea y que implica hacer eso que te gusta pero que irremediablemente tiene que hacer para realizar lo que te gusta.

Por ejemplo: Imaginate que te gusta jugar a FUTBOL.

Entonces búscale las partes negativas de jugar a futbol:

– Cuando juegas estas sudado.
– Tienes que ir en transporte publico lleno de gente hasta el otro lado de la ciudad
– Lo que menos me gusta es calentar y la preparacion fisica.
– A veces te cansas mucho por que los demas compañeros no corren.

Y ahora quiero que te veas haciendo esa cosa de la lista despues de decirte esas cosas y quiero que notes si ahora te sigue gustando de igual manera hacer eso que tanto te gusta hacer.

PASO 3: En este paso hacemos lo opuesto cogemos una cosa de la lista de las COSAS QUE NO ME GUSTAN y ten muy presente esa cosa que no te gusta buscando aspectos de esa cosa que si te gustan, pero, busca argumentos reales para ti, que te muevan a hacerla, en serio buscalos, porque los hay.

Por ejemplo: No me gusta limpiar la casa. (algo personalmente no me gusta nada)

Entonces ahora buscamos argumentos validos para ti, que a ti te sirvan, y te imaginas diciendotelos mientras estas limpiando la casa:

– Me gusta limpiar la casa por que cuando termino siento que ha valido la pena por que ahora si lo veo limpio.
– Me siento bien con mi persona por que estoy haciendo una cosa para mi.
– Puedo mantener más orden en mi casa.

Ahora quiero que notes como te sientes pensando en hacer eso tarea.

Te preguntarás dónde quiero llegar con este ejercicio. Donde quiero llegar es que QUIERO que TE DES CUENTA que LO UNICO QUE NECESITAS para pasar una cosa de una lista a la otra lista SON TUS EXPLICACIONES RESPECTO A ESA COSA.

El hecho de que TE DIGAS que una COSA ES AGRADABLE HACERLA es lo que hace que ESA COSA SEA AGRADABLE y no la cosa es si.

Tienes que TOMAR CONCIENCIA de que TUS EXPLICACIONES CONDICIONAN LAS ACCIONES que realizas y por lo tanto tU vivencia.

Lo que TU VIVES Y LO QUE TU HACES tiene que ver mucho con aquello QUE TU TE EXPLICAS INTERIORMENTE.

¿Qué tal si eliges una tarea de tu lista de pendientes y la haces esta semana teniendo en cuenta la reflexion del ejercicio anterior?. Esto puede parecer, una sugerencia muy pobre, pero cuando creas el hábito de entregarte a aquello a lo que te resistes, en lugar de dejar que las tareas sin hacer te resten energía, te parecerá que no estás tan ocupado y que tu vida es mucho más tranquila. Cuéntame tu experiencia en un comentario. Leo todos los comentarios.

EDU LOPEZ

 

 

 

E-mail:







autor
5 Comments
  1. Excelente reflexión, a un mismo evento, tener la capacidad de identificar los juicios que subyacen en la acción que aplazamos, e inventar una nueva perspectiva como la que sugiere el artículo, mueve a ver re interpretaciones que mueven a tener acciones diferentes y por tanto resultados distintos. Mil gracias por compartir, las que valoro y aprecio inmensamente!

  2. Seguire tus consejos y hare mi lista ,ya tengo algo que debo hacer , pero por flojera no lo he hecho , y es hacer ejercicios , ufff me pongo a pensar , que me va dar calor , voy a sudar , pero lo voy hacer , escuchare musica y buscare un lugar agradable . Gracias Edu

  3. Me gusto la frase de “Las explicaciones condicionan las acciones”. vamos a ver como funciona cuando tengo que lavar los trastes de cocina. Hasta luego Edu.

  4. Hola Anna

    Me alegro por tí y que te vaya muy bien en tu proceso de coaching.

    Un saludo

    Edu López
    Coach Personal

  5. Hola Edu! En primer lugar, gracias por la pàgina! y felicidades! Mañana empiezo unas sesiones de coaching, hace pocos días que descubrí tu web, le he ido echando algún vistazo y esta tarde me he parado a ver los videos de los valores.. el tema es que seré la primera alumna de un futuro coach, hará sus practicas conmigo…yo conocia algo de coach a través de un amigo, este verano me reencontré con otro amigo, que resulta q tb ha hecho coaching y pnl, pero yo no lo supe hasta el otro día q le expliqué que mañana empiezo estas sesiones, o sea, q se te enciende la lucecita de un tema q ves q es muy interesante y de q te interesa, y descubres q además tienes gente a tu alrededor conocedora de este tema. Tengo la sensación de llevar muchos años de mi vida intentando hacer “un coaching” pero claro sin conocimiento, sin teoria, recuerdo haberle dicho a mi hija muchas veces q hay cosas q se aprenden y desaprenden y q es mas dificil desaprender q aprender..de explicarle anécdotas de mi vida … en fín, este es un mensaje de agradecimiento por que como ahora, en este rato q te escribo me estas siendo de gran ayuda, ah! lo q queria comentarte es q el ejemplo de limpiar la casa, me identifico totalmente 100%, y ya sé q existe esta satisfacción de limpio! de después…pero cuesta, eh? ya te explicaré..!

    Encantada de conocerte,
    Saludos!
    Anna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar