crecimiento personal exito pide pedir ayuda

Has de Pedir ayuda cuando lo necesites, así que por favor pide ayuda. El hecho de que te diga que pidas ayuda cuando lo necesites parece una tontería aunque es una estrategia evidente para cuidar de ti mism@.

Ser un fanático del control va más allá de la incapacidad de…


Ser un fanático del control va más allá de la incapacidad de pedir ayuda. Cuando pienses que todo lo debes hacer tú porque sino nadie lo va poder hacer como tu quieres, estás manifestando un limitante. Ese limitante es que no podrás hacer todo lo que necesitas hacer tú solo, no habrá tiempo suficiente y no podrás incluir más cosas para hacer porque materialmente no das para más.

Otra cosa importante es que la calidad de lo que mejor sabes hacer estará muy por debajo de la que puedes conseguir, ya que tu mente estará llena de cosas pendientes por hacer. La consecuencia es que no harás las cosas mucho mejor que cualquiera que las hiciese en vez de ti. Pero he aprendido a tomármelo con calma, a morderme la lengua en algunas ocasiones, a elegir mis peleas con tiento y a pedir ayuda incluso cuando me cuesta hacerlo.

Algunos estudios muestran que la mente es como una computadora, y como pasa con una computadora, esta debe tener su memoria RAM disponible para que funcione bien a la hora de realizar sus tareas. Pues tu mente también necesita descargar esa memoria para que funcione bien a la hora de realizar tus tareas.

Una vez entendido esto debes aprender a escribir en una libreta o un papel las tareas que necesitas realizar para ese día. Una vez las tienes en el papel y ya no están en tu mente, te sentirás más liberad@ y en ese momento tienes que plantearte el poder recibir o buscar ayuda para que así esa lista de tareas se puedan realizar.

En las siguientes lineas podrás encontrar 2 actitudes que te ayudarán a familiarizarte con la ayuda y podrás sentir que ese limitante que tenias se irá disolviendo poco a poco:

-Céntrate en pedir ayuda.Si tienes problemas en pedir ayuda cuando lo necesitas, entonces practica. Es más fácil que aprender a tocar el plano. Tres veces al día, durante esta semana,aunque hayas de inventar una razón, pide ayuda a alguien. Prueba a pedir consejo para hacer algo, aunque sepas hacerlo. Si es a alguien desagradable, la bendición será doble. Es posible que realmente te hubieras perdido, así que puedes estar contento de saber dónde estás. Además, de ese modo le has dado a otra persona la oportunidad de ser amable.

-Céntrate en ofrecer ayuda.Si tiendes a esperar demasiado de los demás practica ofrecer ayuda. Tres veces al día durante una semana, ofrece tu ayuda sin que nadie te lo pida. Ábrele la puerta a alguien. Lleva una taza de café o un refresco a un compañero de trabajo o a un ser querido. Pregunta a las personas que tienes cerca si puedes hacer algo por ellas. Te sorprenderá ver hasta qué punto están mucho más receptivas a tus peticiones en el futuro.

¿Que tal si lo pruebas y me cuentas en un comentario como te ha ido?

EDU LOPEZ

 

 

 

E-mail:







autor
5 Comments
  1. Tienes muchisima razón, muchas veces es por cuestión de orgullo,que no vean que no has podido hacer algo, peor aun, que se te dificulta por no conocerlo en su totalidad y finalmente, con toda seguridad, terminarás muy cansado y por si fuera poco, cada día más solo.

  2. Gracias Edu por compartirlo, está muy interesante. un gran abrazo y gracias por tamarte el tiempo y dedicarnóslos con cosas importantes.

  3. ¡Hola Edu! Gracias por la estrategia.Hay que intentarlo.Yolanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar