Pensamiento y Emociones Inteligecias Inteligencia Emocional emociones responsabilidad gestion emocional actitud autoimagen

La Inteligencia Emocional forma parte del conjunto de inteligencias que posees y que te permiten evolucionar, crecer y así sentirte realizad@. Pero concretamente ¿qué te permite tu inteligencia emocional? Te permite estar bien, estar tranquilo, estar en paz, ser dueño de tus emociones o tener la emociones bien gestionadas. Por lo tanto nos hablará siempre en TÉRMINOS DE BIENESTAR, podríamos decir que te habla en términos de felicidad, pero en realidad la felicidad la da el conjunto de todas tus inteligencias.

Sabes que eres inteligente emocionalmente por que CONSIGUES LO QUE TE PROPONES CON BIENESTAR. Sabes que no eres buen@ en inteligencia emocional cuando conseguir lo que te propones te supone MALESTAR. Por lo tanto la inteligencia emocional siempre se va a comunicar contigo en términos de TE SIENTES BIEN o NO TE SIENTES BIEN.

Para ser eficaz en la gestion de tus emociones, y fíjate bien que no hablo de controlar emociones, sino de una cosa muy distinta que es gestionar las emociones es crucial y un paso crítico para vivir una vida feliz y plena. Gestionar tus emociones no significa que tengas que controlarte, controlarlas ,ahogarlas o enterrarlas ya que si las expresases podría ser peor. NO, NO! Olvídate de eso, en vez de eso has de tomar conciencia de lo que está sucediendo dentro de ti, y escuchar el mensaje de atención que tus emociones te están aportanto y actuar con responsabilidad.

¿Cuál es la clave de la gestion emocional? Es la habilidad para…


¿Cuál es la clave de la gestion emocional? Es la habilidad para interpretar y responsabilizarte del mensaje que te transmiten tus propias emociones y acto seguido actuar en consecuencia.

Las emociones llevan consigo cierto tipo de energía que puede ser problemática cuando es mal interpretada. En realidad las emociones son un reflejo de tus pensamientos que su vez vienen determinados por tus creencias acerca de los acontecimientos que ocurren en tu vida y lo que tu valoras. Es importante que seas consciente de este hecho ya que así entenderás correctamente el mensaje de tus emociones y podrás actuar en consecuencia.

Si en vez de gestionar tus emociones, que es entender el mensaje y actuar en consecuencia, lo que haces es controlarlas y no mostrarlas porque no entiendes el mensaje o porque una vez entendido el mensaje no sabes que hacer con ello, lo único que consigues son volcados interiores y reprimirte. Esto es un hábito que uno adquiere sin darse cuenta y que su única finalidad es no alterar el entorno por miedo a lo que puedas causar y así no verse peligrada tu autoimagen. El precio que pagas por esa irresponsabilidad y esa irracionalidad de no gestionarlas en su momento es que tus emociones no gestionadas emerjan más tarde en un momento inapropiado y sobrecargadas.

Este hábito es propio de personas que sufren de frustración, enojo repentino y un brusco cambio de humor sin razón aparente, pero tu ya sabes ahora que es lo que provoca esa actitud. Todos estos cambios emocionales repentinos se producen porque se reprimen o se controlan las emociones por miedo a las consecuencias y a la pérdida de la autoimagen.

Si eres optimista y ves los acontecimientos de tu vida como algo natural, normal, bien sea que a veces ganes y otras pierdas, y tienes una buena gestión respecto de las emociones que te provocan esos acontecimientos y respondes bien a cada uno de ellos, lo más probable es que te sientas bien y tengas una buena autoimagen. Esto es porque, seas consciente o no, tú interpretas los acontecimientos desfavorables no como como una pérdida sino como una oportunidad para poder explorar por ti mismo un nuevo camino y así al final poder ganar, avanzar y poder lograr más.

La mejor forma de cambiar una emoción que no te gusta sentir ante una determinada situación es pensar en lo que crees tu de esa situación, es decir tus creencias con respecto a esto que está ocurriendo. Para cambiar cómo te sientes, simplemente tienes que cambiar tu propia forma de pensar ante esa situación, que es la interpretación que haces tú de esa situación, que no es otra cosa que lo que crees de esa situación, tus creencias. Esa es la esencia de la inteligencia emocional, trabajar con el significado que le das a lo que esta ocurriendo y eso solo viene de lo que crees tú con respecto a esa situación.

Así que la reinterpretación y el rediseño de tu forma de pensar respecto de esa situación es la clave importante para llegar a una buena gestión de tus emociones.

Revisa las creencias que hay en torno a las emociones y sentimiento frente las situaciones que vives. Revisa cuando se dispara el miedo, cuando sientes culpa, cuando no mereces… y práctica la observación de las emociones que surgen en tu vida y trata de enfocarlas de forma diferente entendiendo el mensaje que te aportan. Siempre recuerda que la práctica hace al maestro, por lo tanto la observación de tus emociones y tomar las decisiones adecuadas sin duda te ayudará a gestionar tus emociones.

Te muestro 3 aspectos que son necesarios para llegar a tener una buena gestión de tus emociones:


1. Sentido del humor.

Has oído hablar que el humor es la mejor medicina que hay. Seguro que has experimentado los efectos saludables y compensatorios del humor en emociones negativas como la ira o rabia, la depresión, la tristeza y la ansiedad. Bueno, en realidad tiene una explicación científica y es que la risa, un subproducto del sentido del humor, estimula la liberación de una sustancia llamada endorfina. A medida que el nivel de endorfinas aumenta en el cerebro la percepción del dolor, ya sea físico o emocional disminuye. En esencia, tu organismo mediante la risa produce analgésicos naturales que son muy beneficiosos ya que te liberan del dolor físico y emocional.

Por lo tanto mantener el sentido del humor te sirve como una distracción, para que liberes la tensión y el dolor que te provoca una situación emocionalmente negativa. Cuando aplicamos sentido del humor a una situación la relativizamos y nos permitimos salir de ese estado emocional pudiendo reevaluar la situación planificando bien nuestras acciones y comportamiento.


2. Redirecciona la energía emocional
Al experimentar una situación emocionalmente intensa aflora un caudal de energía que provoca una alteración del cuerpo. El sistema circulatorio y respiratorio funcionan mucho más rápido y por ello la mente va a un ritmo más acelerado que provoca el resurgimiento de pensamientos automáticos. Lo que va muy bien en estas situaciones es redireccionar esa energía hacia la realización de alguna actividad que no tenga nada que ver con la situación que ha provocado esa alteración.

Supón tu que te sientes ansios@ por una evaluación que van a hacer a todo el personal en tu trabajo y que se llevará a cabo al final del día. Tu estás inquiet@ y alterad@ ya que no sabes la razón. Esto te hace pensar que la evaluación es para despedir gente y automáticamente empiezan a aflorar una cantidad de pensamientos que te provocan un estado emocional negativo ya que no crees que superes la evaluación. En vez de continuar con esa actitud y seguir teniendo pensamientos negativos que sólo perpetúan tu ansiedad, haz alguna tarea que domines y sea sencilla para descargar esa energía emocional y poder volver a tu estado emocional estable. Esto disminuye ansiedad y te ayuda a obtener claridad mental respecto a lo que esta ocurriendo.


3. Tómate tu tiempo.

Cuando empiezas a gestionar tus emociones, tienes resultados muy buenos y otros no tan buenos, ten paciencia y date tu tiempo para aprender de los malos resultados.

No quieras actuar demasiado rápido y te precipites ante una situación en la cual tienes que gestionar una emoción fuerte, tómate un respiro, pide tiempo y cuando todo este más calmado gestiónalo. Algunas veces la situación puede ser tan intensa, tan emocionalmente angustiosa que la única manera de preservar tu dignidad y autoimagen es quitándote por completo de la situación y gestionarla en otro momento. Créeme que te vas a ahorrar muchos contratiempos y dolores de cabeza.


Ya sabes mas sobre cómo sentirte mucho mejor mediante la inteligencia emocional y la gestion de tus emociones ¿Qué tal si lo pones en práctica y me lo comentas en los comentarios? Leo todos los comentarios.

EDU LOPEZ

 

 

 

E-mail:







autor
6 Comments
  1. Hola Cristina
    Gracias por tu comentario. Lo tendré en cuenta.
    Un saludo.

  2. Genial el articulo de como gestionar las e emociones
    Me gustaría que escribieras mas artículos respecto a esto
    Y a las relaciones de amistad
    Muchas gracias saludos
    Cristina.

  3. … Me quedaron dando vuelta por mi cabeza estas palabras: EL comprender que me está trasmitiendo mi emoción cuando aparece un recuerdo, es lo que me hará cambiar mis pensamientos y mi interpretación…
    Agradezco inmensamente tus palabras!!!!

  4. Hola Maria Ines

    El gestionar bien las emociones, es decir, el saber que te está transmitiendo esa emoción que aparece cuando recuerdas esa situación es lo que va hacer que después tus pensamientos sean de otro modo y a su vez las emociones que aparecen a partir de ese momento sean también de otro modo.

    Lo que ocurrió no se puede modificar porque no es modificable, lo que sí es modificable es lo que tu interpretaste de lo que ocurrió

    Un saludo
    Edu Lopez

  5. Perdón… no se entiende lo que quise escribir… decía que si cambiando mi manera de pensar respecto a esa situación pasada… si re-interpretando o re-diseñando lo que sucedió, puedo contribuir a gestionar esas emociones?

  6. Estimado Edu… déjame preguntarte algo… Si en el pasado experimentamos un situación dolorosa… y pasado mucho tiempo ese dolor o angustia se manifiesta… leí en el artículo que cambiando la re-interpretando y re-diseñando mi forma de pensar respecto de esa situación, así podría conseguir gestionarla????
    Sería valido para trabajar esa emoción, cambiar o transformar ese recuerdo doloroso por un recuerdo alegre??? Entonces si cambia el pensamiento, con ello cambia nuestra interpretación, con respecto a esa situación pasada, cambia también la emoción???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar