crecimiento personal  exito actitud resultados emocional fisico mental espiritual culpa fracaso perfeccionismo

Cuando tienes claro el sentido de lo que haces es el momento de plantearse si aquello que tiene sentido para ti te propones alcanzarlo o no, en otras palabras en conseguir resultados. Conseguir resultados supone en obtener lo que pretendo: sacarme el carnet de conducir, conseguir una pareja, aprobar los examenes, conseguir un trabajo…

Es una realidad que tanto tu ámbito profesional como el personal te está exigiendo constantemente conseguir resultados que pueden ser favorables para ti. El conseguir el resultado pretendido es un gran motivador para el equilibrio de tu propia vida emocional, fisica, espiritual y mental.

Abraham Maslow afirma que el logro de algo que nos proponemos es el factor más importante para automotivarse a seguir tomando acción. Y la razón es obvia, consigues un resultado y entonces la sensacion de autogestion o autocontrol de tu vide crece. De esa manera no eres una persona que se considera víctima de las circunstancias, ni tampoco eres reactiva (reaccionas a los agentes del entorno sean circunstancias o personas) y eres capaz de tomar tus propias decisiones. Si además esas decisiones me traen resultados favorables, eso me da la seguridad para poder elegir y actuar otra vez en busca de más resultados.

Ahora refexiona sobre esta pregunta: si el logro de resultados es un gran motivador, ¿por qué no todo el mundo lo busca para poder sentirse bien en su vida y conseguir lo que quiere?.

Bueno pues te puedo decir que tiene mucho que ver con la actitud que adoptes ante los retos. Esta actitud viene determinada por tus creencias y por el entorno en el que te encuentres. Quiero que te des cuenta y que seas consciente que existen 4 actitudes que adoptamos ante los restos, que determinarán si vamos a obtener el resultado deseado o no, estas son:


– Actitud 1: actitud de la persona que trata de evitar el fracaso

Es una persona muy poco flexibles, que siempre está disconforme con su entorno, mostrando una actitud intolerante hacia ellos y hacia los acontecimientos. Muy poca inteligencia emocional y social, con lo que no es capaz de percibir las emociones propias, ni ajenas y menos relacionarse de una forma sana con su entorno. Es una persona de baja autoestima de opinión cambiante según la persona que tenga delante ya que esta demasiado preocupada por las implicaciones que pueda tener sus opiniones y sus acciones. De personalidad generalmente pesimista y posee una pobre gestion emocional haciéndole verse asi mismo como un incompetente. Es posible que sienta envidia por personas que consiguen lo que desean y normalmente cree que es por que tienen buena suerte. Otras veces suele echar la culpa a otros de su fracaso.

– Actitud 2: actitud de la persona que acepta el fracaso.

No está ansioso ni esta angustiado, pero tampoco está motivado. Es una persona que funciona bien psicológicamente. Vive comoo automarginado, y en situación de pérdida paulatina de algunas de sus facultades porque no hace el más mínimo esfuerzo por nada. No siente vergüenza de su fracaso ni tampoco culpa otros por no conseguir lo que desea. Suele tratarse de personas a veces muy creativas, pero al mismo tiempo muy individualistas y excéntricas.

– Actitud 3: actitud de la persona que le cuesta mucho esfuerzos para conseguir el logro.

Esta persona la mayoria del tiempo suele sentir ansiedad, tiene el hábito del perfeccionismo, es una persona que suele estar la mayoria del tiempo preparándose para cuando este “perfectamente” preparada entonces conseguira aquello que se propone. Su limite más grande es que el piensa que la consecución de un logro es estar preparado para alcanzarlo y el ir mejorando progresivamente hasta alcanzarlo..

A veces suele ser hostíl y crítico hacia si mismos y hacia los demas. Es una persona poco empática y con bajo equilibrio y bienestar psicológico. El fracaso le asusta, el cual trata de evitar intentando tener éxito a toda costa. Por momentos puede ser optimista pero la mayoría de veces sienten poca confianza e inseguridad en si mismos. El esfuerzo es una señal de una mala gestion de sus rescursos personales y de enfoque en lo realmente importante.

– Actitud 4: actitud de la persona que busca conseguir el logro.

Es una persona que normalmente tiene éxito donde lo busca, ya que su enfoque apunta directamente al logro. Suele ponerse objetivos de aprendizaje realistas, y es una persona que invierte mucho en su formación ya que sabe que gran parte de ello le ayuda a conseguir buenos resultados. Posee un equilibrio y una buena gestion psicológica, se percibe a sí mismo con una vida bien gestionada y capaz de gestionar a otros, siendo hábil también para motivar y automotivarse. Tiene una gran confianza en sí mismo, es flexible, espíritu de cooperación social y siente entusiasmo por asumir nuevos retos.

Después de repasar las 4 actitudes que presenta una persona ante la obtención y logro de resultados, es posible que ya te estés haciendo una idea en cuál de las 4 encajas tú.

El tomar conciencia de esto y ser realista, para no negar tu situación actual, puede darte las pistas sobre los posibles cambios de enfoque que has de adaptar en tu vida para acercarte a la actitud más óptima que es la primera, actitud de la persona que busca conseguir el logro. Vivir bajo esta actitud te orientará hacia la búsqueda y obtención de resultados para llevar una vida más productiva y feliz, sitiéndote más motivado, ilusionado y satisfecho.

Te invito a reflexionar sobre estas 4 actitudes: localiza donde estas y piensa que puedes ir mejorando para estar mas próximo a la Actitud de la persona que busca conseguir el logro. Si tienes dudas, preguntas o si quiere comunicarte conmigo, puedes dejarme un comentario aqui abajo. Leo todos los comentarios.

EDU LOPEZ

 

 

 

E-mail:







autor
5 Comments
  1. ¡Hola EDU!:
    Una vez +, gracias por tus alentadores artículos con el tema de la ACTITUD; me sitúo en el No.4, por cuanto que me está costando colocarme en el campo laboral, y para ello estoy invirtiendo para actualización, dado a que en nuestro medio están cambiando políticas, procesos de reclutamiento laboral.

    Saludos.

  2. Hola Edu, muy buena la clasificación de actitudes… pros y contras de cada una. Para salir del estancamiento en la 3, he de cambiar de enfoque, en lugar de ver el procedimiento enfocarme hacia el objetivo. Gracias por el “manual de instrucciones”

  3. Te lo preguntaba Edu porque me pareció entender, casi al final de tu artículo, que era ésa la mejor actitud.
    Lo volveré a leer. Gracias.
    Un abrazo.

  4. Hola Maria Elena

    Cambia tu enfoque, en vez de conseguir una cosa perfecta, simplemente ves a conseguir una cosa mejor de lo que ya has conseguido.
    La clave para conseguir cosas no es que la cosa que quieras conseguir sea perfecta, sino que cada vez te acerques más a la cosa en sí.

    ¿Por qué?

    Porque tú puedes imaginarte algo que tú quieras y quizás se parezca mucho aunque no es “perfectamente” igual a lo que realmente tú quieres.
    ¿de qué te sirve conseguirlo perfectamente igual si no sabes si exactamente eso es lo que quieres?
    ¿no es mucho mejor ir acercándose mediante la mejora continua e ir reconociendo y puliendo continuamente aquello que deseas?
    La clave es cambiar el perfeccionismo por la mejora continua.
    Piensalo.

    Hasta luego.

  5. Hola Edu,creo que mi condicion es la actitud numero 3,tengo 50 años y sigo estudiando(ahora estudio corretaje de propiedades),antes estudie muchas otras cosas y nunca me senti realmene preparada para ejercer en ello,espero lograr mi independencia economica esta vez..Como podria salir de esa categoria y pasar a la actitud numero 4??,muchas gracias por tus articulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar